dissabte, 2 d’octubre de 2010

Colecta de fervor religioso

Me gustaría hacer este post en latín, pero me temo que domino poco la lengua muerta preferida de la religión. Juzguen ustedes el siguiente enlace: http://www.muchasgracias.info/ porque nada tiene que ver con el cepillo que se solía pasar al terminar la misa de los Domingos.

La tecnología para favorecer la visita de Ratzinger a Madrid, en Agosto del 2011. Después de saber que la broma de la visita del "papa" (nótese que uso la minúscula) y de su extensa corte papal tendrá un coste de  47 millones de euros -de todas maneras, el cálculo es aproximado porque será mayor-, la santa iglesia (sigo usando la minúscula a riesgo de cometer faltas de ortografía) reinventa las tediosas listas de boda para sufragar 39 productos necesarios: cálices, copas, estolas, incensiarios y cruces varias.

Adiós al cepillo, que con este presupuesto ni una lista de bodas de los ricos magnates herederos de las más longevas casas reales.

2 comentaris:

  1. al final a les pobles posaran una pantalla gran per seguir la missa de la tele perquè això de tenir capellans a cada poble és un luxe.

    ResponElimina
  2. No ho entenc, si són joves i voluntaris per que se'ls ha de fer un donatiu? Des de quan es paguen als "voluntaris"?
    I sobretot, fins que l'esglèsia no es modernitzi, el jovent no tornarà a trepitjar-la i per a que passi això, hauran de passar...quants anys?

    ResponElimina